Imagen

Esta noche en el apartado de Tendencias en sexo encuentra su hueco el “Sexo tántrico”

El sexo tántrico es un tema enigmático, que genera mucho interés en los últimos tiempos

El tantra en una rama del yoga que trata el aspecto sexual ideal para los que deseen ver el encuentro sexual como algo mas allá de lo carnal, permitiendo crecer como pareja 

Muchas personas se sirven de la sabiduria tantrica para incrementar su “score” sexual sobre todo en lo que se refiere a cantidad de orgasmos y tiempos de coito,

La practica del sexo tantrico requiere un ambiente relajado que permita nuestra deconexion mental de lo que nos rodea y el disfrute de las sensaciones.

El sexo tantrico es inviable en un “aqui te pillo…” se pueden tardar meses en dominarlo.

Esta practica comienza por sentarse uno frente al otro y concentrarse en la respiracion mientras se relajan

Mientras uno inhala el otro exhala sintiendo la energia fluir por ambos cuerpos

La exploración es básica dentro del sexo tántrico, por eso comienza acariciando a tu pareja suavemente y recorriendo su cuerpo sin prisa 

La clave es dar y recibir fomentando la pasión y el erotismo a través del tacto 

Algo que pierden las parejas después de mucho tiempo juntos, lamentablemente son los besos, en el sexo tantrico besar es muy importante

Para ello recostados de frente besaremos a nuestra pareja una y otra vez, realizando la misma exploración que anteriormente se hizo con las manos, en esta ocasión el objetivo es besar todito el cuerpo del otro,

Tras las caricias y los besos (a estas alturas ya debería estar presente la excitación) llega el momento de la penetración pero a diferencia del sexo que practicamos habitualmente cuando el hombre haya penetrado no habrá movimiento 

Y con el pene en el interior de la vagina seguiremos acariciando y besando sin movernos, disfrutando del saberse uno,

Esto es lo que se conoce como Penetración Controlada de este modo alargamos el acto durante muchos minutos más o incluso horas.

Durante las rondas de penetración los dos deben controlarse para no llegar al orgasmo y disfrutar del placer del momento, intercalen con besos y caricias y aumenten la concentración, este paso es uno de los más difíciles y posiblemente tomará mucho tiempo lograrlo, pero con trabajo y meditación se puede alcanzar la meta de disfrute sin eyacular

Después de mucho rato de besos caricias y penetraciones tántricas al nivel de energía el pico de placer que acompaña al sexo tántrico recorrerá todo el cuerpo a modo de orgasmo, una sensación mucho más intensa que el orgasmo convencional.

Que tengáis una bonita y tántrica noche.

 

Fuentes: http://relaciones.uncomo.com – http://www.discoverymujer.com

 

 

 

 

 

 

Anuncios