Fredrikson Stellar presentó en Miami su nueva creación, Prologue.

Para ello ha utilizado más de 8000 cristales de Swarovsky repartidos a gotitas en un círculo de acero de 4m que imita la iconografía del sol ya que se mueve constantemente reflejando y refractando una maravillosa luz dorada.

Esta obra es una poderosa representación de la vida y el renacer. 

 

Anuncios